BAUTISMO

Fechas

La celebración del Sacramento del Bautismo tendrá lugar en el templo parroquial el primer y tercer sábado de cada mes a las 12,00 horas, salvo excepciones previa consulta con el Sacerdote.

Capilla Sagrados Corazones de Cerrillos los bautismos se realizarán los segundos y cuartos sábado de cada mes a las 17:00 horas.

Requisitos

Para llevar a cabo la petición del bautismo para uno de sus hijos se precisa lo siguiente:

  • Traer CERTIFICADO DE NACIMIENTO DEL REGISTRO CIVIL DE LA PERSONA A BAUTIZAR
  • Padrino mayor de 16 años.
  • Certificado de confirmación o libreta de matrimonio de la Iglesia de los padrinos.

Puede realizar un DONATIVO a la Iglesia, correspondiente a $5.000.- para cubrir gastos generales.

Charlas bautismales

Habrán cuatro charlas bautismales que se imparten los día domingo, un mes antes al bautismo de 11:00 a 12:00 horas, donde deben asistir los padres y padrinos.

Rol de los padrinos

En el Bautismo debe existir un padrino; representa una extensión espiritual de la familia y ayuda a los padres para que el bautizado llegue a profesar la fe y a expresarla en su vida.
El padrino interviene en la celebración del Bautismo para profesar, junto a los padres, la fe de la Iglesia en la cual es bautizada la persona.

Por tanto, es conveniente que el padrino elegido por la familia reúna, a juicio de los pastores, las cualidades requeridas:

  • Que tenga la madurez necesaria para cumplir con esta misión.
  • Que haya recibido los tres Sacramentos de la iniciación cristiana: Bautismo, Confirmación y Eucaristía.
  • Que pertenezca a la Iglesia católica y no esté́ incapacitado por el derecho para el ejercicio de la función de padrino.
  • Sin embargo, cuando así lo deseen los padres, se puede admitir como padrino o testigo cristiano del Bautismo a un bautizado que pertenezca a una Iglesia o comunidad separada, siempre que lo sea conjuntamente con un padrino o madrina católica. En cada caso, se tendrá́ en cuenta las normas establecidas en materia ecuménica.

Se puede tener: padrino y madrina, solo padrino o solo madrina. La palabra “padrino” en el ritual incluye los tres casos.

Los padres han de tomar en serio la elección de buenos padrinos para sus hijos a fin de que el padrinazgo no se convierta en una institución de puro trámite y formalismo. No deben dejarse guiar únicamente por razones de parentesco, amistad o prestigio social, sino por un deseo sincero de asegurar a sus hijos unos padrinos que por su edad, proximidad, formación y vida cristiana sean capaces de influir eficazmente en la educación cristiana de ellos.

PRIMERA COMUNION

Catequesis Familiar  

PRIMERA COMUNIÓN DE NIÑOS; INICIO A LA VIDA EUCARÍSTICA

La Primera Comunión es uno de los siete sacramentos de la Iglesia Católica, y uno de los tres sacramentos de iniciación a la vida cristiana junto al bautismo y a la confirmación. A través de la primera comunión, luego de cierta preparación llamada CFIVE (catequesis familiar de iniciación a la vida Eucarística), en la que se aprende, mediante temas y actividades, el catecismo, preparando de manera próxima al niño, con la participación de un familiar o apoderado, para recibir por primera vez la comunión y continuar  participando activamente en las misas parroquiales y en la vida de la Iglesia.

Inscripción y requisitos que deben cumplir quien lo solicite:

Los niños deben tener mínimo 8 años para iniciar su preparación. Esta preparación la realizan catequistas de nuestra Parroquia, unos se reúnen con los niños y otros con los padres o apoderados. La preparación dura un año y a lo largo del proceso se realizan varias celebraciones: La Entrega de la Palabra de Dios, la entrega del Padre Nuestro y la entrega del Credo. También se realizan dos celebraciones penitenciales (Confesiones) a lo largo del año; la primera más pedagógica con algunos signos, para ayudar al niño a vencer el temor inicial con el que van por primera vez a la confesión y la segunda más solemne previa a la celebración de primera Comunión. La Celebración de las Primeras comuniones se realizan en nuestra Parroquia el tercer domingo de Pascua de cada año.
Para inscribirse, es necesario acercarse a la parroquia durante los mese de Marzo, y hacer las consultas respectivas para recibir este sacramento.

CONFIRMACION

PREPARACIÓN AL SACRAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN

El sacramento de la Confirmación es uno de los tres sacramentos de iniciación cristiana. La misma palabra, Confirmación que significa afirmar o consolidar, nos dice mucho.

Con el sacramento de la Confirmación, la persona asiente voluntariamente la fe de Cristo, es decir, acepta ser católico. En este sacramento se fortalece y se completa la obra del Bautismo. Por este sacramento, el bautizado se fortalece con el don del Espíritu Santo. A partir de la Confirmación nos convertimos en cristianos maduros y podremos llevar una vida cristiana más perfecta, más activa. Es el sacramento de la madurez cristiana y que nos hace capaces de ser testigos de Cristo.

Todo bautizado, aún no confirmado, puede y debe recibir el sacramento de la Confirmación (cf CIC can. 889, 1). Puesto que Bautismo, Confirmación y Eucaristía forman una unidad, de ahí se sigue que «los fieles tienen la obligación de recibir este sacramento en tiempo oportuno» (CIC, can. 890), porque sin la Confirmación y la Eucaristía el sacramento del Bautismo es ciertamente válido y eficaz, pero la iniciación cristiana queda incompleta.

Inscripción y requisitos que deben cumplir quién los solicite:

Si bien a cualquier edad se tiene el derecho  de pedir el sacramento de la confirmación, por razones  pastorales la preparación debería iniciarse a una edad entre 13 y 14 años para poder administrarse alrededor de  los quince años (Legislación Complementaria Conferencia Episcopal de Chile R 891).

La preparación de los jóvenes tendrá una duración a lo menos de dos años.

Los adultos  que piden ser confirmados recibirán  la catequesis de preparación durante un año  en cursos adecuados para ellos que se realizaran a nivel  diocesano o parroquial.  Al final recibirán  los sacramentos de la iniciación  que les faltaren.

El padrino de confirmación deberá ser elegido por el mismo confirmando, considerando su actitud  de fe y no sólo el vínculo familiar. No podrán ser padrinos los no católicos.

Las personas que deseen recibir la confirmación expondrán el deseo de recibir el sacramento en la Secretaría de la Parroquia y junto con ello entregarán una  fotocopia del Certificado de Bautismo. Aquellos que no tengan residencia en la jurisdicción de la Parroquia expondrán su situación al momento de solicitar la inscripción para que el Párroco resuelva en consecuencia.

MATRIMONIO

Se encuentra en vigencia la nueva Ley de Matrimonio Civil. Para quienes deseen celebrar su matrimonio religioso ya no será necesario casarse por el civil y por la Iglesia. Bastará que inscriban su matrimonio religioso en el Registro Civil, para que el Estado y la sociedad le reconozcan efectos civiles a su unión religiosa.

De acuerdo al estado actual de la nueva ley, los pasos para contraer matrimonio religioso son:

1. Acercarse a una Parroquia: Los novios (o uno de ellos) deben ir a su parroquia (se sugiere la que corresponde al domicilio de uno de los novios), para reservar fecha para celebrar su matrimonio e inscribirse en los cursos de preparación al matrimonio y para pedir hora ante el párroco. Si se van a casar en otro templo, deben solicitarlo con tiempo.

2. Solicitud de hora al Registro Civil: Los novios (ya sea uno de ellos, los dos, o un tercero) deben ir a una oficina de Registro Civil para solicitar hora para el trámite de la “Manifestación”, que deben hacer todos los contrayentes, ya sea previo a una celebración religiosa o civil (ver punto 3).

3. Concurrencia al Registro Civil para Manifestación: De acuerdo a la hora pre-fijada por el Registro Civil, ambos novios deben concurrir junto a dos testigos. Se les preguntará, entre otras cosas, si se casarán ante un Oficial Civil o ante ministro de culto (o “por la Iglesia”). A partir de entonces, los novios tendrán 90 días para celebrar su matrimonio, y dentro de los ocho días siguientes a esa fecha deberán volver a esa misma oficina del Registro Civil para realizar la ratificación e inscripción.

4. Ante el párroco, para hacer la Información Matrimonial eclesial: los novios, acompañados de dos testigos (pueden ser distintos a los presentados en la Manifestación ante el Civil y distintos de los que serán en la ceremonia del casamiento) se entrevistan con el párroco o quien este designe para conversar sobre el matrimonio sacramental y sus requisitos.

5. Celebración del sacramento del matrimonio ante la Iglesia: Es la ceremonia del casamiento. Al final, se firman tanto la Información Matrimonial, que queda en la Iglesia, como el Acta de Celebración de Matrimonio Religioso, que se presentará posteriormente ante el Oficial Civil para su ratificación e inscripción.

6. Ratificación e Inscripción en el Registro Civil: Dentro de los ocho días siguientes a la celebración religiosa, los esposos deben ratificar e inscribir su matrimonio en la misma oficina del Registro Civil donde realizaron la Manifestación. De este modo, los esposos quedarán comprometidos ante Dios, y también la sociedad civil les reconocerá ese compromiso y obtendrán los efectos civiles de todos los casados.